Biografía de un mendigo #Microcuentos 001

Hola amigo!

Bueno después de pasar cinco meses y medio de no pasar por aquí desde mi última entrada espero en este nuevo año 2007 hacerme algún tiempo libre y dedicarlo a darle crianza a esta blog personal les traigo esta fábula de un mendigo que ha muerto decepcionado de haber podido cambiar su situación mientras se lamenta de su triste historia nos invita a examinar nuestra interioridad como individuos y hacer un cambio real de nuestra actitud de conformismo que a veces nos pasa... el significado de este texto solamente tu le puedes dar su valor si te sirve y si no pues no importa haberlo puesto aquí, gracias por leerlo.



Biografía de un mendigo.

Caminaba conmigo mismo en el silencio de mis pensamientos y me daba cuenta que todo estaba detenido sin percatarme de que todo se movía muy rápido cerca de mi.

Sin duda alguna la posibilidad de sobrevivir era gritar que necesitaba sobrevivir, el alimento siempre fue escaso y el vestido aun peor; pero eso no era lo mas duro también era escasa la esperanza. Los bordes afilados de los tiraderos era lo único que sustentaba mi estomago que de seguro después de tanto tiempo algún alimento aunque fuera tibio me haría daño

Después de todo ser aun joven los dolores de mi espalda quizás se debieron a la rigidez del concreto, el único techo que había cubierto mi cabeza de la lluvia habían sido los techos de las casas de mi ciudad. Una ventaja siempre la he tenido en mis pies que se apoyan sobre los que sea gracias a la gruesa capa de cayos que usé desde niño.

Pero de todo esto el único culpable fui yo, si, el único, gracias a mi falta de deseo de cambiar fue acribillado por mis dudas, las dudas de mi mismo, de mis capacidades, si muchos lo hacen hasta en mejores condiciones que yo, siempre la fuerza ha estado dentro de mi y le he demostrado cada uno de los días que me despertaba muy temprano por el frió del amanecer que tristemente me cacheteaba y decía Ohe! Ya es hora de moverse de aquí advirtiendo un balde de agua fría que Don Marcos me lanzaba para evitar el mal aspecto y el hedor de la puerta de su negocio y desplazaba débil como siempre pero aun no fue suficiente.

Vuelvo y me pregunto si la fuerza siempre ha estado dentro de mi ¿Porqué sufro así? Ahora lo entiendo, faltaba fe!, fe que ahora confirmo en el reino de los celestinos (el cielo), la misma pregunta la hice al llegar y la respuesta fue: “Siempre hubo fe en vos pero poco hiciste por vos mismo”. El asombro continuaba de mi parte en ese momento, si, si es cierto siempre espere el milagro gubernamental aquella fantasía de un mendigo la cual nunca se cumplió. Siempre algo se puede! Y algo se debe de hacer –el mundo cuando se nace en la soledad es enésimamente mas duro.

Muchos luchan contra toda clase de fantasmas de vanidad efímera, ambiciones sin sentido, en realizar excelentes presentaciones ante un publico cruel que admira muy pocas cualidades pero si critican hasta lo no deben ni pueden.

También entendí la razón de pasar por este mundo y haber padecido mucho la enseñanza sufrida en carne propia de lo que debería ser realmente importante para cada persona, las “virtudes” que todos tenemos conceptualizadas gracias al idioma pero no entendemos realmente lo que significan tan fácil.

Lamentablemente no aprobé con buenas calificaciones de las cuales esperaban de mi pero si las que me merecía y necesitaba para estar aquí en el paraíso y sin duda alguna ahora ya no siento ni tengo pesares pues los padecimientos de mi cuerpo han finalizado pero no así la enseñanza pues mi vida pasada aun inspira a alguien quien escribe a su manera de ver mi situación y la comparte con todos lo que la leen, gracias extraño!

Gracias por tu tiempo y lectura te invito a dejar un comentario en esta publicación y compartir mis contenidos en tus redes sociales o bien puedes seguirme a travéz de mi Twitter @lm_blog y nuestra página en Facebook Libertad Máxima Weblog (LMW) También puedes suscribirte a nuestra Noticias RSS por correo electrónico para no perderte ninguna noticia de este blog. Hasta pronto!

No hay comentarios:

Publicar un comentario