Nesecidad de comunicación con otras especies


La necesidad del ser humano de tratar de comunicarse con otras especies de nuestro mundo.
Autor: Carlos Soza (propietario de este log)

La inquietud de desarrollar este articulo es la necesidad primordial del hombre de comunicarse entre si, desde que el hombre empezó a caminar erguido se desarrollaron con potencial una gran gama de nuevas actividades de gran utilidad para el desarrollo de su modo de vida, partiendo de allí hasta nuestros días ha sido muy notable ese desarrollo en los seres humanos de poder comunicarse con gran facilidad debido a las grandes invenciones para hacerlo, en la actualidad se pueden transmitir información de todo tipo a gran velocidad desde la vos misma hasta texto e imágenes.

Frente a la ecuación estímulo—respuesta, que puede expresarse también como ecuación objeto iluminado-imagen o representación aparece una nueva forma más subjetiva y sofisticada, la ecuación de signo-significado. La simple representación por modo de imagen, puede hallarse de forma mecánica, p. e. en un espejo. Mas ahora en la intimidad de la conciencia es elevada al plano de la significación; o sea, al plano de la representación por modo de significación, simbólicamente.

Pero a pesar de están gran facilidad actual de comunicarse, en el hombre despierta el deseo de comunicarse con otras especies e inclusive con otros mundo cosa que aun es un proyecto muy ambicioso hasta hoy, el problema es que el hombre a pesar de vivir en estrecha relación con la naturaleza, no logra descifrar los mensajes latentes que se presentan con el diario vivir y su interacción con la naturaleza, el hombre posee un sistema de comunicación codificado, articulado y conceptualizado de casi todas las cosas de la vida, pero este sistema esta diseñado para la comunicación entre humanos reflejando una gran limitante en la comunicación con otras especies.

Las personas tocan y ven objetos y oyen sonidos de nuestro mundo y se pueden describir en palabras ya sean sencillas o con alta complejidad, por que a medida de nuestro crecimiento venimos acumulando gran cantidad de conceptos de las cosas de nuestro mundo, por nombre y utilización; sin embargo esto para otras especies es como hablarle de luz y color a un ciego, pero aunque las otras especies sean “ciegas” no pueda ver un luz ni color no es argumento suficiente contra su existencia y realidad de poder comunicarse entre si e inclusive con nosotros, en los humanos además de utilizar las palabras para expresar algún sentimiento se recurre al uso de señales corporales como: gestos en el rostro, movimientos con las extremidades o cualquier parte del cuerpo, en los animales se presenta como una característica primordial en la forma de comunicarse con nosotros por Ej. El ladrido de un perro, el movimiento de su cola, el contorneo constante de su cuerpo, son señales latentes de su necesidad de expresar algún deseo, o sentimiento (fisiológico o de otro tipo) hacia nosotros o ellos mismos de una manera primitiva quizás.

De aquí que a niveles superiores de concienciación en el ámbito de los vivientes, encontremos paralelamente formas superiores y más refinadas de comunicación o de transferencia de información. Así, a contenidos de comunicación más refinados, corresponden también formas de comunicación más sofisticadas. Incluso en el mundo animal, las formas múltiples de comunicación entre individuos de una especie se corresponden claramente con el desarrollo y perfección de sus centros y órganos de percepción, que sirven a una conciencia. La capacidad visual o auditiva, la memoria o la capacidad imaginativa, suelen estar en proporción con las formas de comunicación.

En el ámbito humano, en que la conciencia parece haber conseguido un desarrollo superior, encontramos paralelamente un sistema comunicativo mucho más refinado, que permite justamente la transferencia de información superior, como puede ser la visión del mundo en profundidad, mediante concepciones abstractas, a través de teorías científicas, o bien, del mundo interior del sujeto, como los sentimientos estéticos, las intuiciones poéticas, los juicios de valor, etc. Por ello, en el ámbito humano encontramos un sistema de comunicación superior, el lenguaje articulado, en el que se aprecia inmediatamente la gran diferencia entre significante y significado.

Mientras en el lenguaje animal las formas de comunicación son más cercanas a lo expresado por ellas, son signos más “naturales”, en la comunicación humana las formas del lenguaje resultan mucho más convencionales y como apartadas de lo significado. Algo así como la diferencia que hay entre la visión muy concreta de algo y la visión panorámica.

Considero que uno de los principales errores que cometemos a veces es que subestimamos la capacidad de los animales de poseer un nivel aceptable de entendimiento esto en dependencia del medio en presenta su crecimiento Ej. Si crece en la selva el animal se comporta feroz, agresivo e indomable, y si crece en una casa entre humanos quizás sea
doméstico, dócil y manejable.

En países desarrollados se han realizado experimentos con simios y han sido sorprendentes para los científicos la capacidad de entender oraciones sencillas y en algunos casos complejas confirmando la capacidad de comprender los mensajes que se les transmiten, estos primates son los animales mas parecidos en nuestra fisonomía pero ellos no lograron evolucionar los órganos en la garganta necesarios para emitir palabras, ellos pueden emitir sonidos como las vocales solamente (a, e, i, o, u,) y no pueden pronunciar consonantes haciendo difícil la formación de palabras y mucho menos oraciones como nosotros los humanos, estos experimentos han sido muy alentadores para los estudiosos de la ciencia de la vida (biología) para seguir intentando una y otra vez hasta lograr conseguir algo mas significativo.

El acierto o desacierto en la imposición del nombre no es mérito de un "nombrador" individual, ya que depende del plebiscito o aceptación de la comunidad lingüística afectada. Es ésta la que "autoriza", la que consagra el uso en definitiva, y la que, al aceptarlo, no hace más que contemplar debidamente reflejada su experiencia en la palabra significativa del objeto en cuestión. Es el pueblo el verdadero autor del lenguaje; que luego "oficializan" las instituciones como RAE (Real Academia Española) p. e. en castellano.

Según la experiencia humana inmediata, el conocer es una manera o a semejanza de lo que acontece en la actividad lingüística. Esta es, por una parte, algo observable, experimentable, público; y, por otra parte, algo específicamente humano, privativo del homo sapiens. Por lo que parece muy apropiado echar mano de la experiencia lingüística, exterior y controlable, para describir la experiencia cognitiva, interior, privada, de difícil definición.

El lenguaje, en cuanto acción esencialmente comunicativa, solo se encuentra en el ámbito de lo consciente. La comunicación se establece entre individuos, como transferencia de información por medio de algún tipo de signos (gestos, posturas, acciones, locuciones, imágenes, etc.). En cualquier caso hay diversidad entre el contenido o referente de la comunicación y el medio o instrumento de la misma; entre significante y significado. Por ello se requiere la presencia de una conciencia, que supere la diferencia y establezca la relación. Tanto más, cuanto la diferencia sea mayor; o cuanto la distancia entre el significante y lo significado esté mediada por mayor convencionalidad.

Si decimos que la experiencia humana acumulada a lo largo de generaciones e incluso a través de procesos evolutivos, se halla como decantada en el lenguaje, no decimos nada nuevo; sólo reiteramos la convicción de que la lengua de un pueblo contiene en su seno semántico la experiencia perceptual y reflexiva de ese pueblo; sus concepciones del mundo, sus esperanzas, temores y anhelos, sus proyecciones o anticipaciones. Ello es patente, como se ha notado reiteradamente, en la serie de "dichos", consejas y refranes, que configuran “el sistema de creencias", el suelo firme de actitudes, sobre las que discurre la vida de sus individuos (Ortega y Gasset)

Invito a los lectores de este articulo si tienen mascotas en su casa integrada dentro de lazos afectivos hacia ellos traten de observar cuidadosamente su comportamiento y se darán cuenta de que si son bien tratados por sus amos su agradecimiento será notorio al llegar a la casa después de un día cansado después del trabajo por ejemplo y se darán cuenta la necesidad de su mascota de comunicarle algo…y si esto te parece bastante ambicioso mas que comunicarte con extraterrestres o poco interesante; creo que sería interesante hacer practica de la comunicación para crear o fortalecer los lazos de afectividad y compresión entre nosotros mismos hombres “pensantes” en conciencia de una transcendencia espiritual y humana, Amén.

Gracias por tu tiempo y lectura te invito a dejar un comentario en esta publicación y compartir mis contenidos en tus redes sociales o bien puedes seguirme a travéz de mi Twitter @lm_blog y nuestra página en Facebook Libertad Máxima Weblog (LMW) También puedes suscribirte a nuestra Noticias RSS por correo electrónico para no perderte ninguna noticia de este blog. Hasta pronto!

No hay comentarios:

Publicar un comentario